Esta vigorosa índica es famosa por su sabor cítrico y su potente y duradero efecto Kush. Sus cogollos son duros y compactos con un sabor afrutado, floral y con toques de madera y diésel. La planta es fcil de cultivar y durante el crecimiento tiene tonos azulados y rojos. Produce gran cantidad de resina y es muy rica en terpenos por lo que es muy usada para hacer concentrados. THC: 25%